Páginas

jueves, 14 de junio de 2012

Luces y sombras



LUCES Y SOMBRAS




-Parece un buen momento.
Sí, sí, lo es. Puedo escribir:

“Las hadas del mar decidieron congregarse.
Envueltas en tules de plata salada,
desprendieron sus entes de la superficie espumosa…
…espumosa, por culpa de los vertidos tóxicos, y las hadas terminaron muriendo envenenadas por la contaminación”.
FIN


-Serenidad, calma, calma.
Sí, sí, soy yo. A escribir:

“…desprendieron sus entes de la superficie espumosa.
Habló una de la hadas, hablaron todas.
Una sola voz que recorría sus almas.
El Sol les guiñó un generoso rayo de fuego:
aceptaba su encargo…
…su encargo de broncearlas. Las hadas se pusieron a hacer topless y terminaron con un cáncer de piel de aúpa. Y la diñaron”.
FIN


-Debo concentrarme, debo concentrarme…
Sí, ahora, sí. Escribir, escribir:

“…aceptaba su encargo.
La noche huyó despavorida.
Una luz inexplicable inundó todo el planeta.
El calor sofocante, desmedido, les dejó sin habla.
Nadie entendía nada.
La angustia y el miedo se adueñaron de la razón.
Y, entonces, las voces comenzaron a penetrar en sus cerebros…
…en sus cerebros, la gente se volvió tarumba y se organizó un desmadre de tres pares de cojones”.
FIN


-Yo puedo, puedo, ¡puedo! Soy el más fuerte, sí.
Estoy sereno, estoy aquí, sí. Debo escribir. ¡Escribir!:

“El Sol…, el…, el Sol se aproximaba más y más…
más y más y más y más…
Las…, las voces de las hadas re… repetían
repetían, repetían, repetían, repetían…
Repetían: os lo avisamos, os lo a… os lo a… os lo avisamos, pe… pero no quisisteis escuchar.
avisamos, avisamos, avisamos…
Y ahora es cu… cu… cuando…
…cuando veréis la mayor barbacoa de la historia. Y vosotros seréis las chuletas, ¡jajajaja!”.
FIN

-¡Maldita doble personalidad, así no hay manera!
Tengo que…


y FIN, he dicho, ¡ja, jaja, jajaja!
¡JAAAA, JAJAJAJAJA!

15 comentarios:

  1. Aflojando con el alcohol.....
    Pero igual esta bueno, y creo que da para más, una segunda parte sería estupenda, pero tu doble es genial.
    Gracias por alegrarme la noche amigo.
    Te dejo un par de abrazos para que se repartan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Alcohol? ¿Mi doble? ¿Quién te estará respondiendo...?
      Jeje, esto da mucho juego, ¿eh?
      Gracias a ti, amigo.
      Me quedo mi abrazo, el otro se lo han llevado a bailar.
      Un abrazo del cuentista cuerdo para ti.

      Eliminar
  2. Fernando:
    Es la vuelta de "El otro yo del doctor Merengue". Un personajes muy formal que poseía una doble personalidad desenfadada y reprimida por partes iguales. Su autor fue el dibujante Guillermo Divito, un dibujante de culto y leyenda en la Argentina, desde los 40' y hasta su muerte en los 60', en un accidente automovilístico en Brasil. Estoy seguro de que gustarán sus creaciones.
    Me hiciste reír con las ocurrencias de ese otro yo, del Señor Fernando Rubio Pérez, que se rebela a la belleza literaria, pues se quiere ir de farra.
    En mi humilde opinión, podrías generar un personaje muy eficaz, similar a Nandi, Con tu particular estilo podrías idear un sin fin de situaciones de humor y poner a ese personaje irreal -oculto en la mente del protagonista- proponiendo las más hilarantes cuestiones.
    Quizás sea toda una revelación.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Arturo.
      No conozco a Guillermo Divito, lamentablemente. Por eso te invito a que nos hables de él en tu blog, y nos muestres, con tu brillante narrativa, a ese dibujante vuestro.
      Tienes razón, podría crearse una serie con este planteamiento, todo es posible.
      Muchas gracias por estar ahí y por tus siempre interesantes apuntes.
      Un abrazo, amigo.

      Eliminar
  3. Mmm...No creo que sea doble personalidad...me inclino por un diálogo con la propia conciencia, que pugna por tomar el lápiz y denunciar el desastre ecológico en que nos estamos cocinando. Hay quienes oponen la poesía lírica a la poesía comprometida con la realidad, a mí me parece una falsa oposición, pero tú aquí has hecho una notable síntesis, y le has dado cabida a las dos. Se disfruta del lenguaje poético con responsabilidad ecológica, ¿qué tal?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué tal?, alucinado.
      Despues de leer tu opinión he vuelto a leer mi texto y, vaya, sí, hay un fondo ecológico, mayor del que pensaba. Y verás qué creo: Como yo detesto un poco al ser humano, no al individuo (que puede ser maravilloso), pero sí al humano en su conjunto (que puede ser y suele ser horrible), y supongo que cuando escribo estas disparatadas historias, casi sin pensar, se me escapa esa idea de que merecemos que nos den una buena lección. Digo sin pensar, porque no fue esa mi intención, en realidad no tenía ninguna intención: fue una locura, un despropósito. A ver si voy a tener realmente otro yo dentro de mí que aprovecha ese escribir sin pensar, para colarse y reivindicar un poco de cordura con el planeta.
      Fantástico punto de vista, Hugo, muchas gracias.
      Un abrazo, amigo.

      Eliminar
    2. Eso para que veas que el texto tiene tantas lecturas como lectores...Y que la pluma, a veces, se independiza de nosotros, y puede gritar lo que nosotros decimos en voz baja.

      Eliminar
  4. Jaja... Muy bueno, felicidades a los dos.(Aunque a mi me gusta más el pirao...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, jaja, Aurora, jaja.
      Muchas, jaja, gracias, jaja, amiga, JAAJAAJAJA.

      Eliminar
  5. Una pieza singular, Fernando, sin duda alguna.

    Me parece muy inteligente la fórmula que has utilizado para vertebrar el texto y darle entrada a ese personaje doble, que -además- crea. Indiscutiblemente logras el objetivo de arrancar una sonrisa desde el principio.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Pedro.
      Si te resultó interesante y divertido, me doy por satisfecho.
      Gracias, amigo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Siempre me impresionan tus locuritas, pero esta doble personalidad tuya es genial, como el Doctor Jekyll y Mister Hyde.Son en estas historias cuando veo tu vena más imaginativa y disparatada. Por cierto, gracias por recordarnos que nos pongamos protección ante el sol para no quemarnos (risas). Un relato muy interesante. Bravo cuentista!!! Un biquiño amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Lúa.
      Y, claro, hay que ponerse cremita, sí.
      Un biquiño, amiga.

      Eliminar
  7. Divinas luces y sombras!!!!
    Qué razón tiene el cuentista cuando nos expone que la guarida se alimenta también de las aportaciones de los camaradas. Que simbiosis tan exquisita!!!! Cuentista adoro leerte y adoro seguir después leyendo a los camaradas!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué más se puede decir?
      Muchas gracias y un fuerte abrazo!!

      Eliminar

Este blog también se alimenta de tus palabras. Gracias por comentar.