Páginas

jueves, 7 de junio de 2012

Canela

Ilustración de Aurora Ruá - http://maldelcap.blogspot.com.es/
(Aurora, mil gracias)



CANELA


Canela es una borriquilla,
negra, negra, como el carbón,
vivaracha como una ardilla,
y tiene enorme el corazón.

Le pusieron Canela,
pues la canela le entusiasma,
y aunque la tripa le duela,
come tanta que te pasma.

Si sus patas enumeras,
contarás sólo tres.
Nunca gana a las carreras,
pero nunca da un traspiés.

En su granja todos son amigos,
también en la granja de enfrente,
y a todos les importa un higo
que Canela sea diferente.

Bueno, en realidad, no a todos,
pues Margarita, la vaca coqueta,
dice a Canela, con malos modos:
-¡Qué mal “andas” de la chaveta!

A la granja llega el invierno.
Todos se refugian en el granero.
A Margarita no se la ve el cuerno.
-Dicen que espera un ternero.

En un día azul de primavera,
Margarita al fin ha parido.
Los animales corren afuera
a conocer al recién nacido.
 
Margarita muge, está cansada.
Tras su lomo largo y ancho
se esconde una linda mirada:
la del recién llegado Pancho.

Margarita muge, muge airada,
y al pequeño quiere ocultar.
Se siente muy angustiada:
-¡Ni se os ocurra bromear!

Pancho ya está despierto
y salta como un toro bravo,
dejando así al descubierto
su largo, larguísimo rabo.

Canela, decidida, se acerca,
con una sonrisa delicada.
Margarita, que es muy terca,
aún se muestra desconfiada.

Al ver a su hijo con tanta vida
corriendo entre la multitud,
Margarita,  arrepentida,
sonríe a Canela con gratitud.

Y todos ríen con buen talante.
¡Hasta la vaca Margarita!
En esta granja tan chocante
nadie, nadie falta a la cita:

El gallo Pacock con sus dos crestas,
también Pigui, el cerdo  lanudo.
Sipysip, las ovejas siamesas.
Y Jorsé, el caballo tartamudo…

CHIMPÓN

22 comentarios:

  1. Muy bonito el cuento Fernando y muy tierno. Se nota mucha dulzura en esta historia. Felicidades!!! Un biquiño amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Lúa.
      Es que, aunque no lo parezca, también soy dulce. Pero sin empalagar, ¿eh? (risas).
      Un biquiño, amiga.

      Eliminar
  2. Qué bonito Fernando, pensé que sería un relato y me encuentro con un poema delicado y lleno de encanto. Preciosa y peculiar granja la que nos has mostrado. Gracias

    Un abrazo desde mi mar,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Yashira.
      Lo primero, bienvenida a la guarida. Espero que te sientas cómoda aquí y nos visites más veces.
      Y muchas gracias a ti por tu amable comentario. Estoy encantado.
      Te envío un abrazo hasta tu mar con un poquito de envidia.

      Eliminar
  3. Me ha encantado!!!!!!!!!

    No es por compartir genes en el ADN, es que te quiero y ¡PUNTO!

    ResponderEliminar
  4. ¡Como se nota "el papá", que hermoso lo que nos regalas, muy tierno, (imagino para tu niño)cada día nos sorprendes.
    Gracias por compartir tu niñez, Un fuerte abrazo amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Moli.
      Sí, supongo que lo de ser papá reciente tiene algo que ver, pero Canela es para todos los niños, con independencia de los años que tengan.
      Gracias a ti por leerme.
      Otro abrazo fuerte para vos, amigo.

      Eliminar
  5. ... Y la granja está tranquila
    hasta que NANDI llega a escondidas
    con un palo en sus manos
    para hacer sus picardías

    besos !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pobre Canela...
      Tranquilos mantendré a Nandi muy lejos de esta granja, y eso que Nandi no actúa de mala fe.
      Gracias, amiga.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Fernando:
    Un hermoso cuento con bella moraleja.
    Por suerte ningún animalito se llama Roque.
    Es todo un desafío escribir estas dulzuras, pues debes ser muy cuidadoso del mensaje que das con ellos.
    Aceptar las diferencias es la premisa en estos días y esperemos que lo sea siempre.
    Te felicito.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Arturo.
      No hay Roque, no, por fortuna.
      Aceptar las diferencias y reír, reír sanamente, que es tan importante.
      Gracias, como siempre, amigo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Gracias. Me reí un rato con tus simpáticas ocurrencias. Cómo se notan los ejercicios de calentamiento paterno...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, amigo.
      Reír es muy sano y me alegra contribuir a tu buen estado de salud.
      Un abrazo, maestro.

      Eliminar
  8. ¡Grande, Cuentista! Eres tan versátil, que puedes pasar de lo más dramático y oscuro a esto tan luminoso y tierno... Has creado un himno a la tolerancia y a la no-discriminación, en estos tiempos en que los extremismos están a la vuelta de la esquina. Todos han notado lo que resalta, que es la dulzura de esta granja "sicodélica"...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Hugo, de verdad, es muy gratificante comprobar como aquello que sale de dentro es tan bien recibido aquí fuera. Anima mucho a dejar que sigan fluyendo los pensamientos, sean del color que sean.
      Un fuerte abrazo, amigo.

      Eliminar
  9. Respuestas
    1. Gracias, Marilyn, me alegra verte y que te haya gustado.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. fernando

    es una ternura, lograr mantener y narrar la magia que fascina a los niños
    es como no dejar de darle la mano al niño que nos queda adentro, y trasmitirlo a los hijos que esperan ansiosos ese ida y vuelta con los adultos
    tengo cuentos orales creados para mis hijos, que fueron recibiendo nuevos personajes, hermanos,amigos, aventuras; cuando esto sucedió en la realidad y luego iban a la escuela o tenian rebeldías que magicamente coincidían con la vida cotidiana y lograba que algo cambiara...ahora serán los nietos los que reciban a esos personajes. Nuestro héroe en el leoncito Clodomiro y su hermana Pancracia y todossssss los amiguitos de la selva
    bello!! no dejés nunca que Canela y los demás amigos se vayan de tu tinta
    abrazos amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mabel.
      Me has dejado un comentario precioso. Canela está feliz.
      Hacen falta más Clodomiros y Pancracias en esta sociedad en la que estamos creando niños perdidos. Felicidades.
      Un abrazo, amiga.

      Eliminar
  11. es muy dulce, la he leido y he vuelto a empezar, me ha dibujado una sonrisa en el rostro, me gusta! Te sigo! Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sgroya, eres muy amable.
      Me quedo con tu sonrisa, ese es el mejor regalo que me puedes hacer.
      Estás en tu casa.
      Un abrazo.

      Eliminar

Este blog también se alimenta de tus palabras. Gracias por comentar.