Páginas

sábado, 11 de febrero de 2012

La salvaguardia del Rey Polonio. Bosquejos (y 3)


(continuación de La salvaguardia del Rey Polonio. Bosquejos (2).


SEÑOR DE TORREGRUESA

¿Qué servís por eso?
(Dejando caer una moneda pequeña en el mostrador.)

TIBURCIO

Agua, pan y un poco queso.

SEÑOR DE TORREGRUESA

Pues eso.

MARQUES DE VILLALANDO

(Sentándose en un banco corrido en el centro de la escena, ocupando casi todo el sitio.)
Me siento hambriento.
Me siento sediento.

SEÑOR DE TORREGRUESA

(Mirando el pequeñísimo sitio que ha dejado el marqués.)
Y yo, ¿dónde me siento?

TIBURCIO

(Al Marqués de Villalando, a medida que sirve platos.)
Señor, su vino, su pan, su panceta,
su pollo, su gran chuleta,
y su humeante caldereta.
(Al Señor de Torregruesa, con sorna.)
Y aquí tenéis vuestra dieta.

MARQUES DE VILLALANDO

(Con un gran trozo de carne entre las manos.)
Habríais de cuidaros más,
mi querido Tomás.
¿Qué servicio prestareis
si, al ayunar, desfallecéis?
Contemplad mi persona,
copiad mi modelo.
(Acariciando su prominente barriga.)

SEÑOR DE TORREGRUESA

(Sentado en la esquinita del banco, observando el minúsculo trozo de queso de sus manos.)
¿Chuleta sajona
es lo que güelo?
(Suspira.)
Con mi renta diminuta,
y vuestro impuesto cada mes,
cotidianas son las gachas,
de ventura, remolacha,
pocos días pruebo fruta,
y la carne solo tres.

MARQUES DE VILLALANDO

Dejad ya de quejaros,
sois Señor de Torregruesa.
Fausto sois por yo arrendaros
tan notable dehesa.

SEÑOR DE TORREGRUESA

(Sigue mirando su triste trozo de queso al que parece hablar.)
¿Dehesa?
Andome barruntando…
¿Qué fue de esa?
¿No notáis en preguntando
que la cara se os atiesa?
Notable vos arrendando,
Don Augusto de Conessa,
 y Marqués de Villalando.

MARQUES DE VILLALANDO

(Tras saciar su sed con una frasca de vino.)
¡Posadero, marchando,
postre de frambuesa
con compota de pera,
y deje sobre la mesa
algún licor potable!
Perdonad la espera.
Seguid, si sois tan amable.
(Sin perder un ojo del plato, le da un codazo al Señor de Torregruesa.)

SEÑOR DE TORREGRUESA

Qué loable.
¡Y qué maneras!
(Acariciándose el costillar dolorido.)
Bien sabéis, Marqués,
lo que os intento decir.
Es asunto claro, ¿o no lo es?
Que mi vida no es vivir.
¿U os lo digo en inglés?

MARQUES DE VILLALANDO

Oh, yes,
Oh, Sir.
(Exagerando la pronunciación.)
Claro es,
que me debéis un mes
y os pretendéis escabullir.
Y ya que os empeñáis
en hablar de subsistir,
ved si me encontráis
buena carne que engullir.

SEÑOR DE TORREGRUESA

 (Irónico.)
Hombre, si lo deseáis,
disponeros a elegir.

MARQUES DE VILLALANDO

En fin, por preferir…
Sea de cordero pequeño.

SEÑOR DE TORREGRUESA

¿Es locura, mofa o sueño?

MARQUES DE VILLALANDO

No frunzáis el ceño.
Poco os pido por saldar.
Sí le ponéis empeño,
poco brío ha de costar,
en tan noble tierra hallar,
animal de buen pergeño.
Y dejad ya de enviar
tanta paja y tanto leño.

SEÑOR DE TORREGRUESA

¿Noble?
¿Notable?
¡Y dale!
Os he pagado con madera
cual remedio irremediable.
y notable,
si es que era,
quedo en era,
que dehesa ya no es,
pues encinas ya no ves,
ni ves guarro, ni ves res.
Solo paja y solo nos.
Si sumales la borrica
hacemos dos.

MARQUES DE VILLALANDO

¡Qué quejica,
por Dios!
(Disgustado por las protestas y por no encontrar más comida en el plato.)
No parece gustaros
ese manchego de oveja.
(Le quita el trozo de queso.)
Tanto alimentar la queja,
y de hambre castigaros.
(Se lo come.)



...y con esta tercera parte de "La salvaguardia del Rey Polonio",  concluye el adelanto de la obra en la ando trabajando. ¿Quién sabe, quizá algún día pueda verla representada.
Gracias por la lectura.

El cuentista.

8 comentarios:

  1. Aviso de interés general: se necesita productor teatral!!!!
    Gracias por compartir, Cuentista!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hala, que comentario tan madrugador! Gracias a ti!!!

      Eliminar
  2. Está genial! Lo he leído completo y me ha gustado mucho. Enhorabuena. Espero poder ir a verlo al teatro algún día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que es cuestión de proponerse las cosas en serio. Cuando dejo ver un trabajo que ni siquiera está terminado, es por la necesidad de que los demás me digan si voy bien, si merece la pena seguir. Así que, muchas gracias, Aurora. Si algún día lo ves en un teatro, también será gracias a ti.

      Eliminar
  3. Pues voy a leer las tres partes, mañana me pongo a ello, creo que ya leí la primera pero quiero refrescarla en la memoria y leer las tres seguidas. Me encanta el teatro, y creo que esta obra promete. Representada en el teatro sería un gustazo verla, pero leerla también, me encanta leer teatro y ahora ya casi nadie escribe en este género.

    ResponderEliminar
  4. ¡Pues habra que ponerlo otra vez de moda! -risas-, con la que está cayendo en el teatro... Muchas gracias por la lectura y el comentario, María José.
    Nos seguimos leyendo.
    PD. Ahora mismo acabo de llegar de tu blog.

    ResponderEliminar
  5. Me encanta esta obra, a medida que la leo me la imagino en el escenario y la disfruto de verdad, es cierto que ya apenas se representa este género y mucho menos se escriben obras nuevas, y la verdad es que es realmente entretenido. El contínuo juego de palabras la hace a la vez divertida y de calidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta que te encante. Muchas gracias. Prometo esforzarme.

      Eliminar

Este blog también se alimenta de tus palabras. Gracias por comentar.