Páginas

domingo, 19 de febrero de 2012

Filósofos y poetas... diferentes (9)


Ludwig van Beethoven
(Bonn, Alemania, 16 de diciembre de 1770 – Viena, Austria, 26 de marzo de 1827)


Nunca rompas el silencio si no es para mejorarlo.

Un gran poeta es la joya más preciosa de una nación.

El único símbolo de superioridad que conozco es la bondad.

¡Hombre, ayúdate a ti mismo!

Una palabra afable nada hace perder.

¿Qué soy cuando me comparo con el universo?

El genio se compone del dos por ciento de talento y del noventa y ocho por ciento de perseverante aplicación.

¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino.

No confíes tu secreto ni al más íntimo amigo; no podrías pedirle discreción si tú mismo no la has tenido.

Hacer felices a otros hombres: no hay nada mejor ni más bello.

Consideremos a las dificultades como peldaños para una vida mejor.

Recomendad a vuestros hijos que sean virtuosos, sólo la virtud puede traer la felicidad, no el dinero.

Lo único que he escuchado bien los últimos años, son los pasos de la muerte.

Debería haber un gran almacén de arte en el mundo al que el artista pudiera llevar sus obras y desde el cual el mundo pudiera tomar lo que necesitara. (¿Internet?)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este blog también se alimenta de tus palabras. Gracias por comentar.