Páginas

sábado, 14 de enero de 2012

Filósofos y poetas... diferentes (4)

Albert Einstein
(Ulm, Alemania, 14 de marzo de 1879 – Princeton, EEUU, 18 de abril de 1955)

Hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana. Y del Universo no estoy seguro.

Todos somos muy ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas.

No sé cómo será la tercera guerra mundial, sólo sé que la cuarta será con piedras y lanzas.

¡Triste época la nuestra! Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio.

¿Qué sabe el pez del agua donde nada toda su vida?

Comienza a manifestarse la madurez cuando sentimos que nuestra preocupación es mayor por los demás que por nosotros mismos.

Dar ejemplo no es la principal manera de influir sobre los demás; es la única manera.

En los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento.

Es un milagro que la curiosidad sobreviva a la educación reglada.

Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad.

Juventud, ¿sabes que la tuya no es la primera generación que anhela una vida plena de belleza y libertad?

La belleza no mira, sólo es mirada.

La teoría es asesinada tarde o temprano por la experiencia.

La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa.
 
Los grandes espíritus siempre han encontrado una violenta oposición de parte de mentes mediocres.

No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela.

No guardes nunca en la cabeza aquello que te quepa en un bolsillo.

No podemos resolver problemas pensando de la misma manera que cuando los creamos.

Se debe hacer todo tan sencillo como sea posible, pero no más sencillo.

Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo.

Solamente una vida dedicada a los demás merece ser vivida.

Nunca pienso en el futuro. Llega suficientemente temprano.

Cómo no sabía que era imposible lo hice.

4 comentarios:

  1. Solo con ver su fotografia emerjo de mi letargo y siento las cosquillas que preceden a ponerme en marcha. Albert eres uno de mis ejemplos a seguir. Gracias Cuentista por traernos a la guarida a tan ilustre congenere.

    ResponderEliminar
  2. No puedo estar más de acuerdo con estás frases. Luego dicen que los genios se hacen, yo creo que no, los genios, nacen.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. "Es un milagro que la curiosidad sobreviva a la educación reglada".
    Me quedo con esta frase. Se enseña muy mal en las escuelas y liceos. No se enseña a BUSCAR.

    ResponderEliminar
  4. Frases como éstas cobran mucho más significado en tiempos como los que vivimos, en los que valores básicos como la educación o el respeto al prójimo están en verdadero peligro de extinción. Sé que suena muy derrotista, pero cada vez estoy más convencida de ello.
    Debería existir alguna forma de que todo el mundo pudiera pararse a pensar en frases de este tipo. Tal vez éste sea un buen comienzo...

    ResponderEliminar

Este blog también se alimenta de tus palabras. Gracias por comentar.